Index
 

Hoy, lunes: Max: 0 ºC, Min: 0 ºC

 
 

Noticia: La Vanguardia (edición digital)


Mercedes Álvarez gana el premio a la mejor realización novel en Rotterdam

Miércoles, 09/02/2005

El documental El Cielo Gira narra el destino de los últimos habitantes del pueblo de Soria en el que nació la directora.

Un fotograma del documental El cielo gira,
de Mercedes Álvarez

El cielo se mueve doblemente para la directora Mercedes Álvarez: su primer largometraje, el documental El cielo gira, ganó el viernes uno de los tres Tigre Awards del Festival Internacional de Cine de Rotterdam reservados a la mejor realización novel. "Mercedes nos facilita el acceso a los últimos habitantes de un pueblo con su divertido y profundo comentario sobre el paso del tiempo, y sobre la vida y la muerte, a través de su dirección simple y sincera. Su sentido de la opotunidad y su sensibilidad para la luz y la calidad del paisaje ha sido una meditación poética, muy bienvenida en estos tiempo de cultura contemporánea", apuntó el jurado de esta sección del festival, constituido por la fotógrafa norteamericana Nan Golding; la productora australiana Jan Chapman; la israelí Lia van Leer, directora del Festival de Cine de Jeruel cineasta iraní Bahman Ghobadi, y el realizador argentino Lisandro Alonso, que concedieron los otros dos Tigre Awards -todos dotados con 10.000 euros y la compra de los derechos de emisión por la televisión pública holandesa VPRO- a la italiana Nemmeno il destino y a la rusa 4.

Producida por José María Lara P.C. y Alokatu, SL, El cielo gira tiene su origen en el máster de Documental de Creación de la Universitat Pompeu Fabra. Mercedes Álvarez recordó ayer a La Vanguardia en conversación telefónica desde Rotterdam que fue este máster, del que han salido proyectos de José Luis Guerín y Joaquim Jordá, el que le propuso hacer una película sobre el tema que quisiera. Luego consuiguió el apoyo de Canal+ y la subvención del ICAA hasta sumar unos 360.000 euros con los que han estado rodando un año en Aldealseñor, el pequeño pueblo de Soria ya casi deshabitado -quedan 14 vecinos- en el que ella nació en 1964. La directora fue la última persona nacida allí.

La directora pasó un año rodando en Aldealseñor y empleó ocho meses en montar la película a partir de 100 horas de material

"Mi familia se marchó del pueblo cuando yo tenía tres años. Y yo soy la última generación del lugar tras mil años de historia. No tenía tanto necesidad de dirigir un largometraje como la necesidad muy íntima, interior, de tratar este tema", explica Álvarez, que tras el año de trabajo en el pueblo pasó ocho meses montando los 110 minutos finales de la cinta a partir de más de cien horas grabadas. "En estos documentales la escritura se da en el montaje, es donde se encuentra la forma".

En El cielo gira, Álvarez retrata el paso del tiempo en el pueblo y el destino de sus últimos habitantes, y a su vez vincula a la desaparición del pueblo el trabajo del pintor navarro Pello Azketa, un pintor que pierde la vista progresivamente, y que, como la gente del pueblo, lleva años viendo desaparecer una realidad. Las del pueblo y el pintor, dice la directora, "son vidas ajenas, pero paralelas". "Ha sido una ocasión de vivir dos destinos de manera poética", señala. Una manera que se relaciona, posíblemente, con que en los últimos años Álvarez se haya "volcado en el estudio de ese género híbrido entre el documental y la ficción que podría estar representado por Agnès Varda, José Luis Guerín, Víctor Erice o Raymond Depardon". "Me interesan las películas que no pertenecen a un género, que asumen un riesgo, que inventan sus propias reglas y el pacto con el espectador".

 

COMENTARIOS:

No hay ningún comentario de esta noticia todavía





Comentar

Código de seguridad: Escribe el código *
* Es obligatorio completar los campos
NOMBRE Y CÓDIGO DE SEGURIDAD
Comentario