Index
 

Hoy, miércoles: Max: 5 ºC, Min: 1 ºC

 
 

Noticia: Diario de Soria (edición impresa)


El Cielo Gira. Tierras pardas

Domingo, 03/04/2005

Entre bastidores - Julian de la Llana.

Título: El cielo gira. Producción Española, 2004 - José Mª Lara P.C. y Alokatu S.L. Distribución: Wanda Visión. Productor: José Mª Lara. Directora: Mercedes Álvarez Lamata. Guión: Mercedes Álvarez y Arturo Redín. Fotografia: Alberto Rodriguez. Sonido: Aurelio Martínez y Amnanda Villavieja. Montaje: Sol López y Guadalupe Pérez. Ayudante de dirección: Abel García. Intervienen: Antonino Martínez, Silvano García, José Fernández, Áurea Mingo, Milagros Monje, Elías Álvarez, Crispina Lamata, Valentina García, Blanca Martínez, Román García, Salah Rafia, Hicham Chate, el profesor Alfredo Jimeno y el pintor Pello Azketa.

Las tierras de Soria se van despoblando de manera paulatina. Es un hecho prácticamente irreversible. Muchos pueblos quedan abandonados o con muy escasos vecinos. Esta lenta agonía de nuestras localidades (como también de otros numerosos sitios) comenzó hace mucho tiempo, pero se agudizó a partir de los años sesenta del siglo pasado, cuando tomó auge el desarrollo industrial español y empezaron a variar y hasta a desaparecer las formas tradicionales de las labores agrícolas y ganaderas. Esto provocó una grave crisis en la vida rural y, la consiguiente marcha de campesinos a las grandes urbes.

Mercedes Álvarez fue testigo muy pequeña de una situación parecida. Ahora, ha querido dar testimonio a través del cine de cómo es la existencia actual de su pueblo, que dejó treinta y tantos años atrás. Ha vuelto a Aldealseñor para, con la colaboración de todos sus habitantes en el presente (unos catorce vecinos), mostrarnos una historia muy local, muy íntima, y, por eso, también auténticamente universal. Es la historia que nos cuenta en su película de largometraje El cielo gira.

¿Cómo es el transcurrir de Aldealseñor a lo largo de las cuatro estaciones del año? ¿Qué piensan y qué sienten sus habitantes? ¿Es un mundo estancado? ¿Hacia dónde miran quienes resisten allí a pesar de todo; a pesar de que pasen de largo los políticos de cualquie color?

A estas y otras interrogantes hace referencia la película de Mercedes Álvarez. Aldealseñor, como otros muchos pueblos sorianos y de otras regiones, se encuentra atrapado en un difícil presente en medio de un pasado mucho más importante y un futuro incierto. ¿Habrá futuro? ¿Estará en los aerogeneradores, esos gigantes molinos de viento, o acaso en el turismo que pueda atraer el palacio transformado en hotel de lujo? ¿Tal vez en esos inmigrantes marroquíes?

Mientras, el pueblo se mantiene en un lento vivir que es, quizá, ir muriendo poco a poco. Aldealseñor ofrece una resistencia numantina a cambiar las formas tradicionales de vida rural frente a la presión exterior de nuevos modos de existencia.

El cielo gira trata de todo ésto y de otros mil temas, porque es una obra, fácil de seguir, pero de cierta complejidad estructural. Queda como testimonio de un mundo que, querámoslo o no y desgraciadamente, se extingue. Es un documento con importantes aportaciones -digamos- etnológicas y hasta antropológicas. Que habla también de arqueología y de historia, y no elude, ni mucho menos, reflexiones sobre la vida y la muerte.

Protagonistas son el pueblo y sus habitantes. Éstos, unos auténticos filósofos populares con sabiduría que asombra y un carácter castellano, tan auténtico como comprensible en el mundo entero. Todos saben estar ante la cámara, improvisar y mostrarse con impecable naturalidad. Destacada es asímismo la aportación del pintor Pello Azketa. Coinciden un pueblo que desaparece y una visión que se extingue en una perfecta simbiosis de naturaleza y arte en unas tierras de colores pardos.

Es de justicia hacer referencia a una magnífica fotografía que recoge a la perfección los distintos tonos y colores de los campos de Aldealseñor durante las cuatro estaciones del año, que matiza los contrastes de interiores y resalta los planos medios y primeros planos de los personajes del pueblo. Lo mismo cabe decir en relacion con una inteligente utilización del sonido y, especialmente, del montaje de las imágenes que subraya el significado del film.

Fruto de un guión muy elaborado y de un paciente trabajo de mucho tiempo es una película que llega a fascinar. Si apasionantes son los diversos temas tratados, no menos atractiva resulta la manera en que Mercedes Álvarez los muestra al espectador. Entre simbolismos, elipsis, sugerencias... nos traslada a un mundo sugestivo, un mundo creado con imágenes y sonidos, que es testimonio, que es documento y que es arte. El cielo gira no es un documental al uso, ni una película de ficción. Es algo distinto, original y muy personal de Mercedes Álvarez.

Soria debe agradecer a la realizadora de esta obra símplemente el haberla hecho, porque era necesaria, aunque la realidad que presenta no sea muy agradable. Esa realidad es algo, sin embargo, que debemos asumir si queremos mirar adelante. Y más aún porque se trata de una película de más de notable calidad, que está siendo reconocida en cuantos países se presenta y ha sido avalada con varios premios, que irán aumentando. No lo dudo.

Mercedes Álvarez

Julián de la Llana.

La mañana del sábado se proyectó en el Cine Rex, en pase privado para los vecinos de Aldealseñor, colaboradores de la película, la obra de la soriana Mercedes Álvarez Lamata El cielo gira. Tal exhibición fue recibida con calurosos aplausos dispensados por el público. Esta obra, que está recorriendo numerosos festivales y muestas internacionales, se estrena a nivel nacional a finales del presente mes y la realizadora espera poder estrenarla en nuestra ciudad durante el mes de mayo, momento en el que convocará y ofrecerá una rueda de prensa a todos los medios de comunicación sorianos.

Mercedes Álvarez nació en Aldealseñor (Soria) y reside en Pamplona. Licenciada en Psicología, dirigió en 1997 el cortometraje El viento africano. A partir de 1998 participó en el Master de Documental de Creación de la Universidad Pompeu Fabra, y, acabó interviniendo en el rodaje y montaje de En construcción, de José Luis Guerín, que en 2001, obtuvo el Goya al Mejor Documental, entre otros galardones. En otoño de 2002 inició el rodaje de El cielo gira, su primer largometraje.

"En Aldealseñor, un pueblo de los páramos altos de Soria, quedan catorce habitantes. Constituyen la última generación, después de mil años de historia ininterrumpida. Hoy, la vida continúa. Dentro de algún tiempo se extinguirá, sin estrépito, y ni testigos. Los vecinos de Aldealseñor y el trabajo del pintor Pello Azketa comparten algo en común: las cosas han comenzado a desaparecer ante su vista. La narradora vuelve a sus orígenes y asiste a ese final, al tiempo que intenta recuperar una imagen primigenia del mundo, de la infacia", reza la sinopsis del film.

El cielo gira se presentó en la sección Tiempo de Historia de la 49 edición de la Seminci de Valladolid, siendo recibida con críticas muy positivas, como la de Antonio Gasset Dubois, director del programa Días de Cine de TVE2. Ha pasado por Pamplona, Roma y otras ciudades. Enseguida irá a Buenos Aires, Méjico, Nueva York, además de otros puntos importantes del continente americano. Hasta el momento, entre otros, ha recibido el Segundo Premio en el Festival Internacional de Cine de Rotterdam, celebrado entre el 26 de enero y el 6 de febrero de este año. Asímismo, el pasado 11 de marzo obtuvo el Gran Premio del 27º Festival Internacional "Cinéma du Réel" que se celebra en París. El público de los eventos donde se muestra este documental le dispensa una muy favorable acogida.

Julián de la Llana

 

COMENTARIOS:

No hay ningún comentario de esta noticia todavía





Comentar

Código de seguridad: Escribe el código *
* Es obligatorio completar los campos
NOMBRE Y CÓDIGO DE SEGURIDAD
Comentario