Index
 

Hoy, lunes: Max: 27 ºC, Min: 13 ºC

 
 

Noticia: Heraldo de Soria (edición impresa)


El Cielo Gira, una historia de aquí. Entrevista Mercedes Álvarez

Domingo, 20/02/2005

Mercedes Álvarez es ya la directora soriana más internacional. Después del éxito obtenido en Rotterdam, El Cielo Gira inicia una carrera prometedora.

En Aldealseñor quedan hoy 14 habitantes. Son la última generación después de mil años de historia ininterrumpida. Hoy, la vida continúa. Dentro de poco, se extinguirá sin estrépito y sin más testigos. Los vecinos de Aldealseñor y el trabajo del pintor Pello Azketa comparten algo en común: las cosas han comenzado a desaparecer delante de ellos. La narradora vuelve a su origen y asiste a ese final al tiempo que intenta recuperar una imagen primera del mundo, de la infancia. Esta es la sinopsis de "El cielo gira", el documental de Mercedes Álvarez que acaba de ganar el premio Tigre en el Festival Internacional de Rotterdam.

Naciste en Aldealseñor y te marchaste muy joven.

Cuando yo tenía tres años de edad, mi familia se marchó del pueblo y nos trasladamos a Pamplona. Soy licenciada en Psicología por la Universidad del País Vasco, luego trabajé durante siete años en TVE en Navarra. En 1998, vine a Barcelona para realizar el Master Documental de Creación de la Universidad Pompeu Fabra y durante los años siguientes participé en el rodaje y el montaje de "En Construcción", largometraje documental dirigido por José Luis Guerín que obtuvo un Goya y el Premio Especial del Jurado en el Festival de San Sebastián.

Imágenes del documental "El cielo gira", de Mercedes Álvarez, rodado en Aldealseñor, entre otoño de 2003 y junio de 2004

En 1997 dirigiste el corto "El viento africano". Ahora llega el premio Tigre del Festival Internacional de Cine de Rótterdam, destinado a lo directores noveles, por tu documental "El cielo gira". ¿Qué dimensión tiene este premio para la película y personalmente para tí? ¿Lo esperabas?

Nunca puede esperarse nada en un festival, y menos en uno de tanta categoría como el de Rótterdam, donde el proceso de selección es tan duro (habían llegado más de 3.000 obras) y compiten películas de los cinco continentes. La importancia del premio para la película es la diferencia que existe entre que una película se quede en el cajón o reciba la atención de críticos y pueda así dar el salto a la distribución y exhibición. Ahora, la película ha sido ya adquirida por un distribuidor y podrá verse en España y, probablemente, en otros paises.

"La recepción del público en el Festival de Rótterdam fue especialmente grata y emotiva"

¿Cómo se ha recibido tu trabajo en el Festival de Rotterdam?

La recepción del público fue especialmente grata y emotiva, se respiraba durante la proyección y durante el turno de preguntas que venía a continuación de cada pase. En cuanto al paisaje, sí, llamaba la atención ese universo de páramos desnudos de Soria, resultaba especialmente exótico para los holandeses, que viven en un país totalmente urbanizado. La nota que emitió el jurado contiene explícitamente una mención al tratamiento que la película da al paisaje: "La directora nos da acceso a los últimos habitantes de la Aldea, nos habla con humor y profundidad sobre el paso del tiempo y sobre la vida y la muerte, a través de una dirección simple y sencilla. Su sentido del tiempo y la sensibilidad con que captura la luz y la calidad del paisaje suponen una meditación poética, bienvenida en estos tiempos de cultura moderna".

¿A cuántos países se va a distribuir la película?

De momento, hace un recorrido por diferentes festivales que la han solicitado: París (Cinéma du Réel), Guadalajara (Méjico), Alba (Italia), Jerusalén, Buenos Aires, Los Ángeles, etc, ha sido adquirida por la Televisión Pública holandesa y va a ser distribuida por 21 ciudades en Holanda. Más tarde, será la distribución en España.

¿Hay posibilidades de que llegue a proyectarse en Soria?

Si, estoy procurando y espero que pueda verse pronto, sobre todo por la emoción que supondría para mí.

Hablemos de la historia, ¿Qué cuenta "El cielo gira"?

La película selecciona los hechos más significativos para mí que se produjeron durante los meses que permanecí en el pueblo, a veces más bien sola y otras con el equipo de rodaje, desde otoño de 2003 hasta junio de 2004.

"La única manera de mantenerse fiel a la realidad es observarla y tener paciencia"

¿Todas las situaciones que se narran son reales o hay alguna que haya sido distinta por la presencia de las cámaras?

Son reales en cuanto retratan verídicamente el carácter de la vida de las personas y los hechos más relevantes que se producían, como la llegada del hotel, la construcción de los molinos o los ecos de la guerra de Iraq. La cámara y el equipo de rodaje estaba más bien en una situación de espera, conviviendo con los vecinos del pueblo. La única manera de ser fiel a la realidad es observarla y tener paciencia.

¿Cómo se trabaja cuando se llega a un lugar sin saber lo que va a pasar?

Bueno, yo soy hija de la Aldea y mi conocimiento del pueblo y sus vecinos ya era familiar. Desde siempre estaban acostumbrados a verme haciéndoles fotos o con una cámara de vídeo en la mano. Por lo demás, ya te digo, todo es cuestión de paciencia, de saber esperar y pelearse con el productor para que conceda más tiempo de rodaje.

"Mi conocimiento de ellos y el cariño es muy íntimo, mucho más de lo que refleja la película"

En un año de rodaje ¿has descubierto algo nuevo en el día a día?

Mi conocimiento de ellos y el cariño es muy íntimo, mucho más de lo que refleja la película. Tuve especial cuidado y pudor en no entrar con la cámara en demasiadas intimidades, procurando no agredir con la cámara ni invadir el espacio privado, aunque siempre se ofrecían a ser retratados. La película nunca hubiese sido posible sin la colaboración y la implicación de los vecinos del pueblo. Durante el año de convivencia en el pueblo descubrí en ello muchas virtudes que desconocía.

Imágenes del documental "El cielo gira", de Mercedes Álvarez, rodado en Aldealseñor, entre otoño de 2003 y junio de 2004

¿Qué te ha dicho la gente del pueblo sobre la película?

Todavía no la han llegado a ver en un cine. Tengo el sueño de reunirlos a todos para verla juntos. Algunos ya veían imágenes mientras estábamos rodando.

La película se rueda sin guión previo y después viene el proceso de montaje. ¿Es ahí donde se hace el guión? ¿Qué os lleva a decidir lo que entra y lo que no?

Si, la escritura, la estructura y el guión se acaban de completar durante la fase de montaje, seleccionando el material válido y tratando de que el argumento refleje siempre el curso de la vida y la verdad de acción, respetando los hechos en el mismo orden en que se produjeron. En este caso, hay además una voz en off, la de la narradora, que reflexiona sobre el destino del pueblo, sobre el paso del tiempo, etc.

¿Cuáles son los momentos más especiales que has vivido en este trabajo?

La mayoría de los recuerdos más hermosos son los de convivencia con los vecinos de La Aldea y de otros pueblos cercanos. También la relación de ellos con los miembros del equipo de rodaje fue muy entrañable. Entre todos nos hacíamos compañía. Son muchos recuerdos. Los sinsabores del trabajo, las dificultades con la productora, prefiero olvidarlos.

"Pello Azketa, el pintor, así como su pérdida visual es tan real como el resto de los personajes"

A lo largo de la película se produce una reflexión y aparece la figura de un pintor. ¿Quién es este personaje, es real o no? ¿Cuáles son esas reflexiones?

Pello Azketa, el pintor, así como su pérdida visual, es tan real como el resto de personajes. No pertenecía al ámbito del pueblo, pero yo admiraba su obra y su trabajo desde siempre y a través de conversaciones sobre el tema documental de la película y también de su experiencia pensé que podía vincular, no sólo de un modo poético su destino y el del pueblo. Ambos se encuentran ante una realidad que desaparece, ante una necesidad de resguardar la memoria.

Supongo que la gente con la que te encuentras cuando era joven se quedó porque aún había un sentido de la vida en un medio tan difícil. ¿Es así?

Si, a finales de los años sesenta nacimos ya los últimos en el pueblo y ninguno de ellos vivimos allí en la actualidad. Entre los vecinos actuales, hay un poco de todo en cuanto a la forma de afrontar que se ha roto la continuidad generacional. Unos con más resignación y otros con menos. Pero, eso sí, todos aguardan siempre la llegada del verano, los meses en que vuelven a reunirse con los que un día se marcharon y con sus hijos y nietos. El verano es la época feliz en la que puede uno imaginar cómo era allí la vida cuando había niños y jóvenes.

¿Qué es lo que hace a esta historia tan cercana y entendible?

Yo quise hablar de mi experiencia y de seres queridos, de lo que conozco más personalmente. Si algo personal logra expresarse con sinceridad, a partir de ahí no hay fronteras y la emoción puede llegar a todo el mundo.

"Cada película se convierte en una investigación sobre las posibilidades del propio cine"

Fuiste la montadora de "En Construcción", que muestra una forma distinta de entender el documental, donde la frontera entre la realidad y la ficción se hace más tenue ¿Ocurre lo mismo en "El cielo gira"?

Si, me gustan e interesan especialmente los documentales que se inventan sus propias reglas y las ponen al servicio de lo que quieran contar. Cada película se convierte así en una investigación sobre las posibilidades de propio cine, ensanchando los géneros y las fronteras. Documental o ficción son conceptos demasiado estrechos. Lo importante es la verdad que trata de perseguirse, el lenguaje cinematográfico y el registro quedan al servicio de esa verdad.

"Quería hacer un homenaje a la memoria que se pierde, conservar en imágenes rostros y espacios"

Supongo que éste es un monumento especial en tu carrera, ¿Qué expectativas tienes ahora?

No lo sé. Mi intención no era tanto realizar un largometraje o labrar una carrera de cine como hacer un homenaje a la memoria que se pierde, conservar en imágenes rostros y espacios para que queden ahí. Es como un álbum de fotos de seres queridos. ¿El próximo proyecto? No lo sé.

Texto: Nuria Omeñaca

 

COMENTARIOS:

No hay ningún comentario de esta noticia todavía





Comentar

Código de seguridad: Escribe el código *
* Es obligatorio completar los campos
NOMBRE Y CÓDIGO DE SEGURIDAD
Comentario